Las personas expresan su forma de ser, mostrado en fotografías y retratos no muy nuevos, se demuestra que cada color, muestra a quienes lo ven un sentido distinto de las cosas, dos personas viendo un objeto de el mismo color no lo verán de la misma forma, a uno que puede verlo hermoso de ese color, en cambio la otra puede parecerle menos atractivo. Depende de la forma de ser de las personas los colores reflejan y dan comodidad a esa persona, para los colores de la casa, siempre en la historia, y en casi todas las tradiciones, se ha recomendado usar un color claro, que le dé luz y brillo a la casa.
 
Pero depende de la persona, de su gusto, de sus pensamientos, de sus sentimientos, del oficio al que se dedican pueden determinar el color preferido para su propio hogar, para cada parte de la decoración de su casa, desde sus paredes, hasta los techos, pisos y demás artículos que decoran el hogar de una persona, los colores abren una percepción a la casa más viva o más oscura dependiendo del color que se elija.
Un color más claro da más luz y más iluminación a la casa, y al mismo tiempo le da frescura y tranquilidad. Un color más oscuro, como el negro, proporciona un calor distinto más fuerte más concentrado. También colores vivos como azul, amarillo, rojo, le dan más vida y más alegría al hogar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *