Este pastel es fácil de preparar y muy económico, con lo cual puedes utilizarla para cualquier ocasión. Su nombre viene por la utilización de tres tipos de leche, con una cobertura de fondant o merengue.

Aunque es un papel muy conocido en toda Latinoamérica, muchos son los historiadores que apuntan a México como su país natal. La torta o tarta, tiene varias tipos de preparación, pero nosotros os traemos la forma más fácil de hacer.

En este caso vamos a hacer especies de tortas pequeñas o pasteles, para ello vamos a necesitar los siguientes ingredientes: 1 taza de leche condensada, 1 taza de crema de leche, 1 taza de leche, 3 sobres de gelatina y cualquier tipo de fruta. Este último ingrediente es a vuestra elección, nosotros optamos por la fruta de temporada.

En primer lugar vamos a disolver la gelatina en agua tibia y mientras vamos a ir mezclando los 3 tipos de leche con cuidado para que no llegue a cortarse. Tras esto, vamos a mezclar la gelatina junto a la mezcla de la leche y vamos a pasarlo por la batidora. Una vez que estén todos bien mezclados, vamos a agregarlos a un molde.

Ahora es el momento ideal para agregar la fruta como: trozos de fresas, melocotón, kiwi, naranja, como veis podemos usar cualquier tipo de fruta.

Después lo dejamos reposar en el frigorífico durante 3 horas hasta que coja bastante consistencia. Lo desmoldamos y podemos decorar con merengue o fondant y hacer una cobertura que podemos decorar con la misma fruta que hemos añadido a su interior.

Existe otra receta igual de fácil y económica pero debemos introducirlo en el horno. Por las altas temperaturas de estos días de verano, apetece más un buen postre frío. Por eso esta receta es mucho más sencilla y fresca para utilizar en cualquier ocasión que tengas: cumpleaños, cena familiar o una reunión con amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *